Según un reciente estudio, una dieta rica en fibra y cereales integrales, disminuiría el riesgo de sufrir un cáncer de colon.

Los investigadores siguieron la dieta de más de 137.000 personas durante décadas y han examinado más de 1.000 muestras de tumores. El resultado fue que las personas que siguieron una dieta con gran cantidad de cereales integrales y fibra tuvieron menos cáncer de colon relacionado con la bacteria F. nucleatum, pero no menos cáncer de colon sin esta bacteria. 

La flora intestinal son unos pequeños bichitos que viven en nuestros intestinos, tanto el delgado como el grueso. Ellos son los responsables de fabricar el 80% de las células de nuestro sistema inmune. Se encuentran principalmente en alimentos fermentados. La forma más habitual de ingerir flora intestinal es a través del yogur o el kéfir. Pero dado que tanto en la alimentación para prevenir el cáncer como en la alimentación durante el cáncer se desaconseja ingerir lácteos, os recomiendo que los consigáis a través de otros alimentos fermentados como el chukrut, el miso, el umeboshi o el daikon encurtido. Si ninguno de estos os gusta siempre podéis tomar un suplemento de flora intestinal de calidad antes de acostaros por la noche.