“Mamá, hoy es San Valentín. Es el día del amor y hoy todo el mundo quiere a todo el mundo” me decía mi hija mayor esta mañana.

No está mal que haya un día que se rinda homenaje al amor. Que se le de visibilidad la hecho de querernos. Pero el amor lo necesitamos cada día. 

Este comentario de mi hija me ha recordado que hace tiempo tengo pendiente explicar lo que significa el logotipo de la Asociación. Lo creó mi hermana Judit, que es ilustradora. Podréis ver su trabajo en la web de XuxuLanstrum. Hace unas cosas preciosas, nacidas todas del corazón. Poesía dibujada, lo bautizamos en su día.

Cuando puse en marcha la Asociación le pedí que creara el logotipo. Y cuando me lo enseñó, me encantó. Lo que ella creó fue un mandala de la curación: en el centro está el tumor, negro y con pelos. Alrededor del tumor hay unas pastillas negras y grises que simbolizan los tratamientos convencionales. Estas pastillas están intercaladas con unas plantitas con flores y unas bolitas de color azul y malva que representan las terapias complementarias que mejoran la calidad de vida del paciente con cáncer. Y cerrando el mandala encontramos una fila de corazones: los corazones más grandes, de color rojo, simbolizan el amor que el paciente necesita recibir de sus familiares. Y los corazones más chiquitos, de color rosa, el amor que el paciente necesita recibir del personal sanitario que le atiende.

Y para terminar te doy un consejo: ámate a diario y demuestra a tus seres queridos que los amas cada día.

 peupost