Vamos todo el día estresados de aquí para allá sin tener apenas un momento para nosotros, un momento para cuidarnos. Con estos 5 pequeños cambios podrás mejorar tus días, y mejorando tus días mejorarás tu vida.

  1. No enciendas el teléfono móvil nada más despertarte: es más, di duermes con el teléfono móvil encendido y al lado de la mesilla de noche, apágalo o ponlo en modo avión. Y déjalo en el baño. Evita enchufarlo hasta que salgas de casa. Así no te estresarás con las noticias o por si no te han contestado ese mensaje que mandaste.
  2. Medita 10 minutos nada más levantarte: cuando suene el despertador, siéntate en la cama con las piernas cruzadas, cierra los ojos y observa como el aire entre y sale de tu nariz durante 10 minutos. Centra tu atención en las sensaciones que sientes en la parte superior del labio. Solo eso. Empieza por estos 10 minutos y luego ve aumentando hasta, si puedes, una hora. Tendrás que levantarte antes. Pero verás como empiezas el día más tranquilo y estás menos irritable a lo largo del día.
  3. Haz leves estiramientos: al salir de la cama, dedica dos minutos a rotar los hombros, estirar los brazos, mover la cabeza, estirar un poco las piernas y… ¡a la ducha!
  4. Bebe medio vaso de agua templada con una cucharada de postre de zumo de limón: el agua y el limón te ayudarán a eliminar toxinas y verás como, en poco tiempo, mejoran tus digestiones y la calidad de tu piel.
  5. Añade nutrientes a tu desayuno: nada de salir de casa con un café con leche en el cuerpo. Dedica 10 minutos a la primera comida del día. Prepárate un huevo pasado por agua, un batido con frutas (sin mezclar las que son de familias distintas), tómate un kéfir de cabra con linaza molida o prepárate una tostada con aguacate y mermelada sin azúcar. Son muchas las opciones que tenemos para empezar el día con un desayuno rico en vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos y glicanos. Elige cada día la que más te apetezca.

Con sólo estas cinco cosas verás como te mejora el día. Espero que lo pongas en práctica y me lo cuentes.

peupost