Me contaron hace años que el Dr. Tierno Galván dijo en pleno siglo XX que en el siglo XXI nos mataría la velocidad. Y no se refería a conducir rápido. Se refería al estrés.

Vivimos en la época del estrés.

Recuerdo que cuando empecé a trabajar, si querías hacer llegar un mensaje rápidamente a alguien tenías que mandarle un fax. Ahora, sin levantarte de tu silla puedes mandar mensajes cómodamente que llegan a su destinatario en cuestión de segundos.

Esta inmediatez es inherente a todas las facetas de nuestra vida: esperamos que las cosas pasen rápido. Ya. No somos pacientes. Y esta actitud ante nos aboca, irremediablemente, al estrés.

Hay varios estudios que han demostrado que el estrés genera una respuesta inmune similar a la que activa nuestro cuerpo cuándo nos invade un patógeno. Incluso de ha demostrado que el estrés acorta los telómeros, afectando la renovación celular. También se demostró que a más estrés, mayor es el efecto degenerativo de estas células.

Si vives estresado y quieres hacer algo para cambiarlo te recomiendo que leas este artículo.

 

peupost