Hace tiempo que todos sabemos que las bebidas azucaradas no son lo más conveniente para nuestra salud. Y recientemente han aparecido varios artículos en prensa en los que se habla de los zumos de fruta envasados. Nos los venden como una opción sana, incluso como lo ideal para que merienden nuestros hijos a salir del cole, pero debido a la cantidad de azúcar blanco que llevan no son lo más recomendable. 

Un nuevo estudio publicado en la revista científica “Alzheimers and Dementia” ha demostrado el vínculo entre las bebidas azucaradas (sodas, zumos de frutas, aguas saborizadas etcétera) y los problemas cognitivos.

En el estudio participaron más de 4.000 personas mayores de 30 años a quienes se les realizó una resonancia magnética y diferentes tests para medir su memoria. También contestaron detallados cuestionarios de alimentación para conocer en profundidad la dieta que seguían.

Los resultados del estudio mostraron que a más bebidas azucaradas, y más azúcar oculto en la alimentación, menor el tamaño del cerebro y peor memoria tenía la persona. Y a menor tamaño del cerebro más riesgo de tener alzheimer.

Si tienes por costumbre beber sodas, zumos de frutas o algún otro tipo de bebida que no sea agua durante el día y con las comidas, prueba alguna de estas recetas:

Agua saborizada con limón

Una jarra de agua o una botella de cristal
1 litro de agua
1 limón

  • Limpia bien la jarra y pon el agua mineral sin gas dentro.
  • Limpia bien el limón por fuera y córtalo por la mitad. Toma una mitad y córtala a rodanchas.
  • Pon las rodachas en el agua y espera una hora.
  • Ya tendrás el agua lista para beber con un refrescante sabor a limón.

 

Agua saborizada con pepino

Una jarra de agua o una botella de cristal
1 litro de agua
1 pepino grande.

  • Limpia bien la jarra y pon el agua mineral sin gas dentro.
  • Elimina el amargor del pepino cortando la parte superior y rozándola en círculos en el sitio que ocupaba. Verás que aparece una espuma de color blanco alrededor de la zona. Eso es a sustancia que hace que el pepino amargue.
  • Pela el pepino y córtalo a rodanchas.
  • Pon las rodachas en el agua y espera una hora.
  • Ya tendrás el agua lista para beber con un refrescante sabor a pepino.

peupost