La siesta es una costumbre típicamente latina. En los países nórdicos lo ven como un símbolo de holgazanería y viene siendo un sinónimo de pocas ganas de trabajar. Pero la realidad es otra muy distinta: la siesta ofrece múltiples beneficios para la salud. En este artículo te cuento seis motivos por los que deberías hacer una siesta a diario.

1. Retarda el envejecimiento. Varios estudios científicos han demostrado que dormir una siesta revitaliza ciertos tejidos de nuestro cuerpo como por ejemplo la piel.

2. Te ayuda a estar más despierto y a tomar decisiones. Al dormir entre 12 y 20 minutos después de comer hacemos un reset mental. Sería como reiniciar un ordenador. Esto nos ayudará a estar más despiertos por la tarde y facilita la toma de decisiones.

3. Disminuye el estrés. Este reset mental que os comentaba antes disminuye nuestros niveles de estrés. Al dormir olvidamos por un rato nuestros problemas y esto ayuda a que nos sintamos más relajados al despertarnos.

4. Te ayuda a perder peso. Las siesta acostumbra ser un sueño reparador. Varios estudios han demostrado que el sueño reparador activa la hormona del crecimiento que es la que disminuye el cúmulo de grasa en nuestro cuerpo.

5. Mejora tu humor. Las siestas incrementan los niveles de serotonina en sangre. La serotonina es la hormona que nos ayuda a estar de buen humor.

6. Mejora tu vida sexual. Si echas una siesta al mediodía no llegarás agotado/a por la noche y tendrás más ganas de “guerra”. Además, todas las disfunciones relacionadas con la falta de sueño mejorarán.

peupost