¿Te has fijado alguna vez lo feliz que se ve a un gato cuándo se tumba al sol? En cambio a nosotros, los humanos, nos cuesta más ser felices. Hoy te cuento cinco cosas que las personas felices no hacen nunca.

  1. Comprarse con los demás: Todos somos únicos. No somos mejores ni peores. Solamente somos. Compararnos con los demás nos aporta sufrimiento. Dejar de comprarnos conlleva un trabajo interior de acallar las voces de nuestra cabeza cada vez que nuestra mente se empeña en compararnos con alguien. Olvidémonos de ese hábito y seremos más felices.
  2. Reprocharse los errores: Está bien aprender de nuestros errores. Revisar lo que hemos hecho mal, obtener una lección y soltarlo para seguir adelante. Darle vueltas a lo que hemos hecho mal no nos ayudará para nada a ser felices.
  3. Rechazar quien somos: ¿Os habéis fijado que la gente que realmente brilla es la que se acepta tal y como es? ¿La que acepta su cuerpo, su forma de pensar, su alma y sus sueños? Acéptate tal y como eres. Eres perfecto. Eres un ser único, permítete brillar. Eso te hará más feliz.
  4. Permitir que el drama se instale en su vida: Sí, todos pasamos por malos momentos. Y sí, la pena también forma parte de nuestras vidas. Igual que el sufrimiento, la angustia, algo de desesperación a veces… Pero dejar que las emociones negativas se instalen en nuestra vida es la mejor manera de cerrarle la puerta a la felicidad.
  5. Olvidar que la felicidad depende de nosotros: Demasiado a menudo buscamos la felicidad fuera. La buscamos en poseer cosas materiales, en tener una pareja que nos quiera, en ser populares, etcétera. Pero la felicidad depende de nosotros. Nace y sale de nuestro interior. Puede estar “nublado por fuera y soleado por dentro” como dice mi querida amiga Neus. Trabajarnos a diario la felicidad nos ayudará a ser más felices.

peupost

4. Invite unnecessary drama into their lives.

5. Forget that happiness is an inside job.