Ayer salió la notícia en prensa: la Organización Médica Colegia, órgano que rige a todos los colegios de médicos, ha presentado ante la Fiscalía un documento con 90 webs pseudo-médicas que hay que cerrar. 

Esta organización considera que una pseudoterapia es “una propuesta de cura de enfermedades, alivio de síntomas o mejora de salud, basada en criterios sin el respaldo de la evidencia disponible”. Y en esto estoy totalmente de acuerdo.

Pero en el documento de pseu-doterapias que han creado y que podréis ver en este enlace  existen algunas de ancestrales que, además, cuentan con solida evidencia científica. Al final del documento añaden el listado de webs que, según su parecer, habría que cerrar.

Cerrar webs es como intentar ponerle vallas al campo. Se abrirán otras y esto nos adentrará en un bucle sin fin. Por ello, más que cerrar webs habría que formar y regular.

Los primeros a los que habría que formar es a los profesionales de la Organización Medica Colegial que han escrito el documento. Ellos, como representantes de la entidad que regula todos los Colegios Médicos de España, deberían conocer la evidencia científica que tienen ALGUNAS de estas terapias tales como la alimentación, la acupuntura, la fitoterapia, la aromaterapia científica, el yoga y la meditación entre otras. En el documento que han escrito sobre pseudo-terapias se hace patente que no sólo no han investigado sobre la evidencia científica de estas terapias si no que, además las desconocen totalmente. Hablan de Medicina TROPICAL China, en lugar de Medicina TRADICIONAL China. Y también hablan de Terapia neuTral cuando en realidad se refieren a Terapia neural.

Seguidamente habría que formar a los profesionales de la salud. Son ellos los responsables no sólo de curarnos cuando estamos enfermos si no de ayudarnos a mantener un estado de salud óptimo. Y, tal y como os conté en mi anterior artículo, una alimentación saludable y una correcta gestión de las emociones (también conocido como estrés emocional) son dos pilares básicos.

Según un reciente estudio realizado por la Asociación Española contra el Cáncer, seis de cada diez pacientes reclaman a sus oncólogos información sobre terapias complementarias que les ayuden a mejorar su calidad de vida. Y no son sólo los pacientes con cáncer los que reclaman esto. Cada vez más pacientes con enfermedades crónicas buscan mejorar su calidad de vida y esto se vehícula a través de Asociaciones de pacientes.

Y, finalmente también habría que formar a los pacientes para que supieran hasta dónde llegan estas terapias: qué es lo que les pueden ofrecer y lo que no. Para que sirve la medicina convencional y para qué sirven las terapias complementarias.

Y paralelamente a esta formación hay que regular el sector de las terapias complementarias. No se debería permitir existan escuelas que ofrezcan formación de poca calidad que otorgue títulos que permitan a personas trabajar como profesionales de la salud.

El ser humano, como animal que vive en comunidad, tiene el instinto natural de cuidar al prójimo de mejorarle su calidad de vida. Y cuando enfermamos anhelamos recuperar la salud y volver a sentirnos bien. Pero para conseguirlo no deberíamos ponernos en manos de cualquier persona. Deberíamos poder encontrar a un profesional de la salud bien formado que nos guíe en el camino de revertir la enfermedad y mantenernos sanos a partir de ahí.

peupost