El cáncer de mama es uno de los más frecuentes entre las mujeres. Un estudio demostró cómo evitar esa enfermedad. Incluso las personas que tiene predisposición genética superior al promedio de cáncer de mama pueden reducir ese riesgo. Y a veces por mucho. Según un estudio cerca del 30 por ciento de los casos de cáncer de mama entre las mujeres blancas podrían prevenirse si todas las mujeres hicieran sólo cuatro cosas: evitar fumar, beber poco alcohol, mantener un peso corporal saludable y suspender la terapia de reemplazo hormonal.

Aquí podréis consultar el estudio.

A veces puede parecer complicado cuidarse. Pero con unos truquillos te será más fácil:

  • Reduce la cantidad de alcohol. Evita la cerveza y sustitúyela por un máximo de una copita de vino tinto al día. Y poco a poco beberás menos alcohol para pasar a beberlo sólo en fines de semana y a poder dejarlo.
  • Si fumas, reduce la cantidad de cigarrillos que fumas al día y pide ayuda a tu médico de cabecera para que te ayude a dejar de fumar.
  • Sigue una alimentación equilibrada para mantener un peso adecuado. Hay recetas sanas saníssimas en este enlace.
  • Procura hacer ejercicio físico a diario: anda como mínimo 15 minutos e idealmente 45.

Estos cambios te pueden parecer complicados ahora pero son ideales para la vuelta al trabajo después de vacaciones. ¿Te animas? ¡Cuéntamelo en el campo de comentarios!

peupost