El estrés representa entre el 60% y el 80% de las visitas a los médicos de atención primaria. Muchas de las dolencias que nos afectan a diario están relacionadas con él y con el voraginoso ritmo de vida que muchos de nosotros llevamos. 

El estrés crónico se ha relacionado con el envejecimiento biológico acelerado y el aumento de la inflamación crónica y el estrés oxidativo, dos procesos que causan daño celular y genético. Los científicos se refieren a la inflamación crónica de bajo grado en el cuerpo como “inflamación”. La inflamación se ha asociado con afecciones como la diabetes, las enfermedades cardíacas, el estrés, la depresión y un sistema inmunitario debilitado. Varios estudios recientes sugieren que el yoga podría retrasar los efectos físicos dañinos del estrés y el inflamación.

Esto no lo digo yo por qué hoy me he levantado con ganas de hacer un saludo al sol. Esto lo afirman estudios científicos llevados a cabo en varios países y recogidos por la revista de salud de Harvard.

Hay muchas opciones para hacer yoga actualmente en España: puedes ir a una escuela privada, a un centro cívico y, si no te encajan los horarios, puedes incluso hacer yoga descargándote una aplicación en tu móvil. En este enlace encontrarás las mejores 5 Apps para hacer yoga cómodamente desde tu casa.