Decían los egipcios que “la muerte empieza en el colon”. Pocas herramientas tenían a nivel de máquinas para hacer pruebas diagnósticas. Ni se conocía por entonces la composición de la sangre si quiera. Pero ellos lo tenían claro. Y por esto se practicaban enemas en los que se infusionaban distintas plantas para ayudar a depurar el organismo y mejorar la salud intestinal.

Recientemente, científicos del Institut d’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS), en Barcelona, y de la Universidad de Calgary, en Canadá, han descubierto un mecanismo por el que la microbiota intestinal regula la respuesta inmunitaria del organismo en enfermedades autoinmunes.

Las enfermedades auto-inmunes suceden cuando las células inmunitarias de nuestro propio organismo ataca a nuestras células sanas. Es el caso del asma, la celiaquía o las enfermedades inflamatorias intestinales.

Además de estas, un sistema inmune que no funciona correctamente facilita que contraigamos virus y que las infecciones vayan a más. También se ha demostrado científicamente la vinculación entre un sistema inmunitario deficiente y el cáncer. De ahí la importancia de cuidar de nuestra microbiota.

Si quieres saber más sobre el tema te recomiendo que leas este artículo.

 

peupost