Me pirran los chips de kale. La primera vez que los comí fue en el Restaurante Bionèctar de Girona. Fuimos a comer allí para celebrar el cumpleaños de mi hermana. Los tomamos como aperitivo y me enamoraron, hasta el punto que me llevé una ración para comerlos en casa.

Me los comí por el camino :O) y mientras me los comía iba descifrando esta receta que te comparto a continuación: 

INGREDIENTES
1 manojo de kale
110 gramos a anacardos (remojados en agua durante 6 horas)
1 pimiento rojo pequeño o medio pimiento rojo grande
1 chorrito de aceite de oliva
1 pizca de sal
Pimienta al gusto
PREPARACIÓN
1. Limpia la kale. Si no es de cultivo ecológico puedes eliminar los pesticidas siguiendo estos consejos.

2. Elimina el tallo de la kale y corta las hojas en trozos no más grandes de cinco centímetros.

3. Limpia el pimiento rojo, quítale las semillas y córtalo en trozos.

4. Tritura los anacardos previamente remojados, el pimiento rojo, el aceite de oliva, la sal y la pimienta con la minipimmer. Obtendrás una crema de color rosado oscuro.

5. Pon la kale en un bol ensaladera grande y mézclalo con los anacardos y el pimiento previamente triturados. Dale vueltas con la mano hasta que la crema se extienda bien por todas las hojas de kale.

6. Coloca las hojas encima de un papel de cocina de hornear y espárcelas bien, que no queden apelotonadas.

7. Ponlas al horno a la mínima temperatura que puedas (entre 40 y 50 grados centígrados) durante 12 horas. Gasta igual que una bombilla.

8. Asegúrate de que están crujientes y, cuando lo estén, guárdalas en un tarro de vidrio cerrado con tapa para que no se humedezcan.

¡Que las disfrutes!

peupost