Acabo de leer un artículo muy interesante en la versión digital de El País de hoy en el que se habla del ayuno intermitente.

Si no lo conoces te lo explico brevemente: la forma más popular de realizar un ayuno intermitente consiste en ayunar unas horas al día y comer en una franja horaria más “concentrada”. Se suele empezar por comer 12 horas y ayunar 12 horas (que coinciden con las 12 horas que se duerme) y progresivamente ir aumentando hasta llegar a las 16 horas de ayuno y 8 en las que se puede comer o 20 de ayuno y 4 en las que se come.

Ventaja principal, más allá de la pérdida de peso: eliminar toxinas, lo que ayuda a limpiar los filtros de nuestro organismo y depurar el cuerpo.

Podrás leer este interesante artículo pinchando este enlace.

peupost