Mi hija pequeña me dijo hace unos días que soy una superheroína, que tengo superpoderes. “Mamá, tú dices ‘a cenaaaar’ y todos nos sentamos a cenar. Dices ‘venga, a la cama’ y nos vamos a dormir”.

Y tiene razón. Me ha hecho pensar en que T O D O S  tenemos superpoderes. Sí, sí, tú también tienes el tuyo.

Algunos tienen el superpoder de encontrar siempre la palabra adecuada en momentos difíciles.

Otros tiene el superpoder de hacer sonreír a los demás.

Otros el superpoder de hacer desaparecer los miedos más aterradores.

 Otros el de ponerte de buen humor.

Otros el de estar siempre allí cuándo los necesitas.

Otros de dar los abrazos más cálidos y reconfortantes.

Y tú, ¿cuál es tu superpoder?

peupost