Alimentos orgánicos. ¿Reducen el riesgo de cáncer?

alimentos orgánicos
Comer alimentos orgánicos puede reducir el riesgo de cáncer según sugiere un estudio reciente publicado en JAMA Internal Medicine. Se mostró que quienes comían este tipo de alimentos con frecuencia tenían más probabilidades de protegerse del linfoma no Hodgkin y del cáncer de mama posmenopáusico, en comparación con los que no lo hacían.

Los investigadores del Institut National de la Sante et de la Recherche Medicale in France, examinaron las dietas de 68.946 adultos franceses, la mayoría mujeres de unos 40 años. Se clasificaron en cuatro grupos según la frecuencia con la que consumían hasta 16 productos orgánicos: frutas y verduras, carne, pescado, comidas preparadas, aceites y condimentos vegetales, suplementos dietéticos y otros.
Durante los más de 4 años que duró el estudio, se desarrollaron un total de 1.340 cánceres entre los voluntarios. El más frecuente fue el cáncer de mama (459), seguido del cáncer de próstata (180), cáncer de piel (135), cáncer colorrectal (99) y los linfomas no Hodgkin (47).

Los científicos compararon la relación entre el consumo de alimentos orgánicos y el riesgo de cáncer. Los que comieron más alimentos orgánicos fueron un 25% menos propensos a desarrollar un cáncer. Más específicamente, tuvieron un 73% menos probabilidades de desarrollar linfoma no Hodgkin y un 21% menos de desarrollar un cáncer de mama posmenopáusico.

Aunque el estudio tiene limitaciones en la clasificación y en la evaluación de la ingesta, los autores sugieren que la posible explicación ante esta relación negativa entre alimentos orgánicos y el cáncer se debe a la reducción significativa de contaminación en estos alimentos. Por lo que, si se confirman estos resultados, promover el consumo de alimentos orgánicos a la población en general sería una estrategia preventiva prometedora.
En 2015, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó 3 pesticidas de uso frecuente en la agricultura como carcinógenos para los humanos. Estos son el glifosato, el malatión y el diazinón. Según datos de estudios realizados en personas expuestas a estos pesticidas (sobre todo en agricultura), el malatión se asocia con el cáncer de próstata, el diazinón con el cáncer de pulmón y los tres pesticidas mencionados se vinculan individualmente con el linfoma no Hodgkin.

Los ensayos cruzados realizados han demostrado que el cambio de consumir alimentos cultivados convencionalmente a alimentos orgánicos disminuye las concentraciones urinarias de metabolitos de los pesticidas. Esto indicaría que consumir alimentos orgánicos nos expone menos a los pesticidas.
La cuestión que se propone sería hacer más estudios para comprobar los efectos y consecuencias para la salud que podrían tener y establecer la relación clara entre el consumo de alimentos orgánicos y el riesgo de cáncer.
 
Uso de pesticidas en España
Los pesticidas son sustancias químicas para matar insectos y malas hierbas con el objetivo de evitar que se malogren las cosechas. Estos se usan en todo el proceso agrícola, incluso desde antes de la siembra y después de la recolección.

España es el país europeo que más pesticidas utiliza en agricultura en términos absolutos. Concretamente, 77.216 toneladas en 2015, por delante de Francia, Italia y Alemania.

La buena noticia, es que España también es un país líder en cultivo orgánico, ya que cuenta con 1,6 millones de hectáreas. Además, el cultivo de alimentos ecológicos aumenta con los años.

 

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *