¿Las bebidas azucaradas aumentan el riesgo de cáncer?

Un nuevo estudio observacionalpublicado en el British Medical Journal (BMJ) sugiere que el consumo de bebidas azucaradas y zumos de frutas podrían aumentar el riesgo de cáncer.

Esta investigación es observacional, lo que significa que los científicos no pueden probar un vínculo directo de causa-efecto de que el consumo de bebidas azucaradas cause cáncer. Sin embargo, los investigadores sí encontraron una asociación. Según los datos del estudio, en comparación con el grupo de consumo más bajo de este tipo de bebidas, el más alto tenía un 30% más de riesgo de cáncer en general y un 37% más de riesgo de padecer cáncer de mama.

Concretamente, el estudio se hizo en Francia e involucró a 101.275 adultos, ocho de cada 10 eran mujeres. Se les hizo un seguimiento durante 9 años, en el que tuvieron en cuenta, entre otros, datos demográficos, su estado de salud inicial, sus hábitos alimentarios y su condición física. ¿Qué observaron? Que durante los 9 años, hubo 2.193 primeros casos de cáncer, entre ellos, 693 casos de cáncer de mama, 291 de cáncer de próstata y 166 de cáncer colorrectal.

Por el contrario, el consumo de bebidas endulzadas artificialmente no se asoció con un mayor riesgo de cáncer, pero los autores advierten que este hallazgo se tendría que interpretar con mucha precaución, debido a un consumo relativamente bajo en esa muestra.

¿Por qué sugieren los científicos que las bebidas azucaradas podrían aumentar el riesgo de cáncer?

Los autores de este estudio sugieren que las bebidas azucaradas podrían promover los depósitos de grasa visceral (alrededor de los órganos internos vitales), los niveles de azúcar en sangre y los marcadores inflamatorios, todos relacionados con un mayor riesgo de cáncer.

También agregan que otros compuestos químicos como los aditivos que incluyen algunos refrescos podrían jugar un rol en el cáncer. Aditivos como el 4methylimidazole, que contiene colorante de caramelo y según la International Agency for Research on Cancer(IARC), se considera como posible carcinógeno.

Prevención del cáncer

Como recoge el estudio en sus conclusiones, el consumo de bebidas azucaradas representaría un factor de riesgo modificable para la prevención del cáncer, más allá de su impacto en otros problemas de salud.

De hecho, consumir bebidas azucaradas se asocia con un mayor riesgo de aumento de peso, sobrepeso u obesidad, con una mayor incidencia de diabetes tipo 2, un mayor riesgo de hipertensión y de muerte cardiometabólica. Recordemos también, que la obesidades un factor de riesgo para desarrollar cáncer, concretamente, hasta 12 tipos distintos de cáncer, tal como recoge el informe del Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer(WRFC), publicado en 2018. Entre ellos, el cáncer de mama tras la menopausia, el colorrectal, de endometrio y de riñón.

Por el contrario, llevar una vida físicamente activa tiene un efecto protector directo sobre el cáncer de colon, de mama (post-menopausia) y de útero. Tener un peso saludable y adecuado reduce el riesgo en general,como recoge el mismo informe.

En definitiva, los autores del estudio publicado en el BMJaseguran que sería interesante que la investigación se replique a mayor escala y respaldan a su vez, las recomendaciones nutricionales de limitar el consumo de bebidas azucaradas (incluido el zumo de frutas 100%). También, ponen de manifiesto la posibilidad de que se lleven a cabo acciones políticas como impuestos y restricciones en su comercialización, ya que estas podrían contribuir a una reducción de la incidencia de cáncer.

Estudio científico

Eloi Chazelas, Bernard Srour, Elisa Desmetz, Emmanuelle Kesse-Guyot, Chantal Julia, Valérie Deschamps, Nathalie Druesne-Pecollo, Pilar Galan, Serge Hercberg, Paule Latino-Martel, Mélanie Deschasaux, Mathilde Touvier. Sugary drink consumption and risk of cancer: results from NutriNet-Santé prospective cohortBMJ, 2019; l2408 DOI: 10.1136/bmj.l2408

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *