Caminar para combatir el cáncer y mejorar la salud

 


Caminar cada día es una recomendación que escuchamos a diario. ¿Realmente somos conscientes de los beneficios de andar? Si hablamos de cáncer, algunos estudios concluyen que esta actividad reduce el riesgo de algunos tipos de cáncer y puede retrasar la progresión de la enfermedad.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer recomienda que los adultos realicen al menos 150 minutos de actividad de intensidad moderada cada semana. O sino, 75 minutos por semana de ejercicio vigoroso. Esto podría ser una caminata rápida repartida en varios días de la semana. ¿Qué beneficios podemos obtener de esto? Para empezar, menor riesgo de mortalidad. También puede ayudar a reducir la presión arterial, los niveles de colesterol y el azúcar, el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca, diabetes tipo II y osteoporosis, así como mejorar la memoria y mejorar el bienestar mental. Así lo afirma la Journal of the American Heart Association, que recomienda caminar 30 minutos diarios.

Beneficios para el cáncer de mama y próstata
Un estudio realizado por la Sociedad Americana contra el Cáncer descubrió que realizar ejercicio regular moderado, como puede ser caminar, reduce los riesgos de cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas. Concretamente, comprobaron que caminar solo 1 hora al día se asocia con un menor riesgo de cáncer de mama y que con actividades aún más largas se reduce aún más.

Otra investigación de la Universidad de California, publicado en Cancer Research apunta que los recién diagnosticados de cáncer de próstata pueden ayudar a mantener a raya la enfermedad si caminan a buen ritmo durante al menos 3 horas semanales. Los investigadores observaron que este ejercicio puede reducir a la mitad las posibilidades de crecimiento de tumor y de propagación de las células cancerígenas. Ahora bien, es importante caminar de forma energética, ya que se comprobó que, de los pacientes que participaron en el estudio, los andaban con mayor intensidad registraron una tasa de progresión de la enfermedad un 57% menos, que los que anduvieron a ritmo suave durante menos tiempo.

Por todo ello, se recomienda evitar el sedentarismo y encontrar la mejor manera de realizar una actividad física diaria de intensidad moderada. Caminar puede ser una muy buena idea para mejorar la salud. Incluso, podemos salir a andar con algún amigo y convertirlo en una experiencia para ver sitios nuevos y pasar un buen rato, al mismo tiempo que activamos el cuerpo.

Fuentes:
Sociedad Estadounidense del Cáncer
Journal of the American Heart Association
Sociedad Americana contra el Cáncer
BBC: Caminar a buen ritmo ayuda a luchar contra el cáncer de próstata

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *