Cómo deshacernos de las preocupaciones según Séneca

Las buenas noticias pueden convertirse en malas y viceversa. Entendemos la realidad a través de la dicotomía de lo bueno y lo malo y pensamos en términos de pérdidas o ganancias. Por ello, pasamos la mayor parte del tiempo preocupándonos por la posibilidad de que ocurra algo que consideramos perjudicial.
La ansiedad actual se sustenta, sobre todo, en preocupaciones por cosas que nunca sucederán. De hecho, los psicólogos afirman que solo un 8% del total de preocupaciones cotidianas tienen una base real. Pero todo esto con Internet se agrava.
El hecho de estar permanentemente conectados y saber todo lo que sucede en todo el mundo, genera ansiedad. ¿Por qué? Estar al tanto de todas las adversidades hace que nuestra mente sea aún más catastrofista. Así, aunque tengamos menos incertidumbre, ahora tenemos más preocupaciones.

El antídoto de Séneca
Séneca, un filósofo estoico, reflexionó sobre esta tendencia:
“Los animales huyen de los peligros que encuentran en su realidad, y una vez que han escapado, no se preocupan más. Sin embargo, a nosotros nos atormenta el pasado y lo que está por venir. Nuestra ‘bendición’ nos hace daño, ya que la memoria nos devuelve la agonía del miedo, mientras que la capacidad de previsión lo provoca prematuramente”.

¿Para qué malgastar energía para hacerle frente a un sufrimiento que no ha sucedido? Es probable que ocurra, pero no es un hecho presente.Por ello, Séneca decía que, aunque podamos sufrir cuando algún hecho negativo ocurra en nuestra vida, mientras esto no sucede debemos mirar hacia adelante e intentar mejorar las cosas. De esa forma, ganaremos tiempo.

¿Por qué es importante el tiempo? Porque mientras tanto, ocurrirán cosas que servirán para posponer o incluso, eliminar el problema. La mala suerte, tal vez viene o tal vez no, pero mientras, podemos concentrarnos en otras cosas, para no vivir siempre tensos y en guardia.

¿Entonces, cuál es el antídoto? La felicidad es disfrutar del presente sin depender del futuro. No distraernos con esperanzas, miedos o incertidumbre y vivir en paz como quien no desea nada, porque como dice Séneca, las mayores bendiciones de la humanidad están dentro de nosotros.

 

 

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *