Estar al aire libre tiene beneficios en tus intestinos y en tu mente

 

Cada vez hay más evidencia de que estar al aire libre, en el medio natural, tiene efectos positivos en nuestra salud. Por ello, muchos expertos abogan por retomar la conexión con la naturaleza y la biodiversidad que se encuentra en ella. Lo que probablemente no sepas es que salir a dar un paseo por el campo es beneficioso no solo para los intestinos, sino también para la salud mental.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Adelaida han encontrado una nueva evidencia entre el vínculo microbiano entre la salud de los ecosistemas y la salud de las personas. El estudio, que fue publicado en Science of the Total Environment, investigó la relación entre el polvo del suelo biodiverso—natural, en el que se incluyen seres vivos, bacterias, químicos naturales, etc— y la salud intestinal y mental.

Para hacer la investigación, se analizaron 54 ratones divididos en grupos para ver cómo les afectaba los diferentes niveles de biodiversidad de los suelos a sus intestinos. El grupo de ratones que fueron expuestos al aire que contenía mayores partículas de biodiversidad, experimentó cambios en sus intestinos y redujeron su ansiedad. Por el contrario, los ratones que no respiraron ese aire no tuvieron esos beneficios.

Recuperar espacios verdes para vivir más y mejor

Como señalan los autores del estudio en su artículo, los espacios verdes ayudan a prevenir la muerte prematura y con tan solo 20 minutos al aire libre, ayudan a disminuir considerablemente el estrés. Es más, combate la depresión, disminuye la inflamación y reduce los niveles de cortisol; cosas realmente importantes y positivas cuando hablamos de cáncer. Recordad el artículo que publicamos hace un tiempo sobre cómo pasar 120 minutos a la semana en la naturaleza es beneficioso para mejorar la calidad de vida durante el cáncer.

En definitiva, crece la evidencia de que la exposición a espacios verdes mejora la salud y también, la salud mental, que repercute en todo. Por otro lado, una mayor urbanización se asocia con un mayor riesgo de trastornos de salud mental. Como afirma el líder del estudio, el Dr. Liddicoat, los resultados de la investigación indican que tenemos potencial para mejorar la salud pública y para apoyar la biodiversidad. Al fin y al cabo, es nuestro medio, y si no lo cuidamos, lo vamos a “vivir” esté como esté y con las consecuencias que este provoque en nuestra salud.

¿Te apetece dar una vuelta a tomar aire fresco?

 

Estudio científico

Craig Liddicoat, Harrison Sydnor et al. (2010) Naturally-diverse airborne environmental microbial exposures modulate the gut microbiome and may provide anxiolytic benefits in mice. Science of The Total Environment Volume 701, 20 January 2020, 134684 https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2019.134684

 

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *