fbpx
Saltar al contenido

Hola,
soy Miriam Algueró, y esta es mi historia.

Mi padre murió a raíz de un cáncer linfático. 

Tres años después, a mi madre le diagnosticaron un tumor cerebral terminal. Le quedaban 2 meses y medio de vida. 

Ahí entré en el mundo de la salud.

A raíz de su enfermedad cambiamos su estilo de vida 180 grados. Yo cambié el mío también.

Vivía obsesionada con lo saludable.

 

Nuestra Historia Avívate. Centro médico on-line especializado en cáncer
En ese momento tenía dos hijas: una de tres años y otra de cuatro meses.
 
Dejé de comprar galletas maría y cualquier otro tipo de procesado. Les daba a mis hijas bebidas vegetales y desterré la leche de vaca y todos sus lácteos derivados.
 
Vamos, que hice muchos cambios en la alimentación de mi familia para mantenerlos totalmente saludables. Siempre. A todas horas.
 

Cuando las invitaban a una fiesta de cumpleaños era un sin vivir. Sufría al ver como se comían un bocadillo de pan de molde con Nutella, cuando les veía tomar un vaso de leche chocolateada o cuando se metían ganchitos en la boca sin parar.

De verdad te lo digo: era un sin vivir.

Seguía en redes sociales a health coaches que comían super-mega-hiper-saludable y reforzaban mis creencias a la vez que me hacían sentir culpable cuando me permitía una licencia.

Y de repente un día lo vi claro: podía disfrutar llevando una vida saludable.

Me formé como health coach para acompañar a todas aquellas personas que quieren mejorar su estilo de vida disfrutando de la vida.

Si eres una de ellas pide tu primera cita gratuita conmigo y hablaremos de tu caso y de cómo te puedo ayudar.

 
×

¡Hola!

Si estás sufriendo los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer chatea conmigo aquí o mándame un email a chat@miriamalguerojosa.com y te contaré como puedo ayudarte

× ¿Cómo te puedo ayudar?