Licuadora versus extractora de zumos: ¿Cuál es la diferencia?

 

licuadora y extractora de zumos

Fotografías de Conasi

Los zumos están de moda. Inundan numerosas cuentas de Instagram y un sinfín de blogs healthy. Y bien, comer fruta y verdura resulta muy beneficioso para nuestra salud. Pero probablemente hayas escuchado siempre que es mejor comerse la fruta entera en vez de en vaso. Es cierto, ya que al cambiar de formato se pierden nutrientes y sobre todo, fibra. Y al perder fibra se genera un pico de glucosa que, durante el cáncer, no nos interesa.
Aun así, tomar zumos y batidos puede ser útil cuando hay problemas de deglución o bien para complementar la ingesta diaria de fruta y verdura de forma sencilla. Ahora bien, no todos los electrodomésticos hacen los zumos igual.
Si te has aficionado a los zumos es probable que estés dudando entre comprarte una licuadora o una extractora de zumos. Aunque no lo parezca, no hacen lo mismo. ¿Quieres saber la diferencia?

Licuadora

Una licuadora es un electrodoméstico pequeño que sirve para triturar las frutas y las verduras con el fin de extraer todo su jugo. De esta forma, se obtienen resultados más líquidos que los que obtendríamos con una batidora de vaso.
Ahora bien, ¿cómo realiza el proceso? La licuadora centrifuga las frutas y verduras a través de un filtro o unas cuchillas que las cortan. En este proceso, los alimentos se someten al calor del motor y al contacto con el filtro, lo que hace que se oxiden más fácilmente. También, hace que se pierdan más nutrientes. Por ello, cuando hacemos un zumo con una licuadora nos lo tenemos que tomar al instante y al no tener fibra es más probable que nos cause picos de glucemia.

Extractora de zumos

La extractora de zumos también tiene el objetivo de extraer el máximo jugo posible de los alimentos. Sin embargo, el proceso que realiza para conseguirlo es diferente.
La extractora de zumos lo que hace es prensar en frío la fruta y verdura y más lentamente. Esto es positivo porque los alimentos no están en contacto con un metal. En consecuencia, los nutrientes se conservan intactos y podrías conservar tu zumo en la nevera durante un día entero sin que se te oxide.

¿Cuál elijo?

Si queremos conservar más nutrientes en nuestros zumos, la extractora de zumos es el utensilio ideal. Sin embargo, su precio es más elevado.
En cuanto a otros aspectos, la extractora de zumos es más fácil de limpiar que la licuadora, aunque esta última te hace el zumo en menos tiempo. En cuanto al motor, la extractora dura más años.

Descuento exclusivo para ti

Si vas a comparte alguno de estos electrodomésticos, te ofrecemos un 5% de descuento en toda la tienda online de Conasi si utilizas nuestro código: AVÍVATE.

 

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *