Reishi: cómo ayudar al sistema inmunitario en el tratamiento contra el cáncer


El reishi es un hongo que crece en árboles vivos y se conoce científicamente como Ganoderma lucidum o Ganoderma sinense. Es muy utilizado en la medicina tradicional china para fortalecer el sistema inmunitario en pacientes de cáncer que reciben quimioterapia o radioterapia.

El hongo reishi contiene triterpenos y azúcares complejos llamados beta-glucanos. Estos polisacáridos han demostrado tener efectos antitumorales e inmunoestimulantes[1],[2]. De hecho, los extractos de reishi han mostrado tener propiedades inmunomoduladoras [3],[4],[5],[6],[7] tanto in vitro como in vivo, efectos antiproliferativos del tumor y quimiopreventivos. También, demostró aliviar las náuseas inducidas por la quimioterapia, aumentar la eficacia de la radioterapia y la sensibilidad de las células de cáncer de ovario al cisplatino (quimioterapia)[8].

En una revisión de la Fundación Cochrane, un Fundación inglesa que se dedica a revisar una gran cantidad de estudios científicos sobre el mismo tema para ver si se llega a la misma conclusión en la mayoría de ellos, se incluyeron 5 ensayos controlados aleatorios relevantes, en el que se analizaron 373 sujetos y se realizó un metanálisis. Los pacientes que tomaron extracto de reishi eran 1.27 veces más propensos a responder a la quimioterapia o radioterapia, aunque no se mostró un efecto significativo en la contracción del tumor. Los autores afirman que el reishi podría estimular las funciones inmunitarias de la persona, aumentando considerablemente los porcentajes de linfocitos y ligeramente la actividad de las células natural killers (NK). Además, se encontró que los pacientes que tomaron reishi tenían una calidad de vida relativamente mejor después del tratamiento que el grupo de control. Cabe decir, que se diagnosticaron algunos casos secundarios menores asociadas al tratamiento con reishi como náuseas e insomnio.

Según la revisión del Memorial Solan Kettering Cancer Center, esta seta también puede causar toxicidad en algunas células inmunitarias y hay algunos casos documentados de toxicidad hepática.

A pesar de los resultados prometedores en las últimas investigaciones de laboratorio y los ensayos preclínicos, la evidencia clínica de su eficacia es todavía escasa y se necesitan más estudios para demostrar que el reishi es seguro y eficaz en el tratamiento del cáncer. Así lo afirma la revisión de Cochrane.

Esta misma institución considera que todavía es incierto si el reishi ayuda a prolongar la supervivencia al cáncer a largo plazo. Sin embargo, afirma que se podría administrar el reishi como complemento al tratamiento convencional, por su capacidad de mejorar la respuesta del tumor y estimular el sistema inmunitario del paciente.
El reishi es un hongo medicinal, no apto para uso culinario, puesto que tiene una textura similar a la madera y un sabor amargo. Normalmente, se seca y se consume como extracto líquido, en cápsulas o en polvo. Por otro lado, se puede tomar en forma de suplemento. En este sentido, lo importante es consultar con el especialista qué suplementos de reishi son seguros.

En caso de estar tomando anticoagulantes, el reishi podría aumentar el riesgo de sangrado. Tampoco se debe tomar si está tomando inmunosupresores. Asimismo, en caso de quimioterapia, consultar al médico cual es el momento adecuado para tomar los suplementos, por su posible interacción con los fármacos.
Y ya para acabar, hay que tener en cuenta que las setas son unas grandes drenantes de las superfícies en las que habitan, absorbiendo tanto los nutrientes como los tóxicos. De ahí la importancia de consumir setas de cultivo ecológico o suplementos nutricionales a base de setas cultivadas de forma ecológica para evitar al máximo los tóxicos.

 

Estudios científicos:
[1] Mao T, van De Water J, Keen CL, y col. Dos hongos, Grifola frondosa y Ganoderma lucidum , pueden estimular la expresión y proliferación de genes de citoquinas en linfocitos T humanos. Int J Immunother 1999; 15 (1): 13-22.
[2] Sun LX, Li WD, Lin ZB, et al. Protección contra la supresión de linfocitos inducida por plasma del paciente con cáncer de pulmón mediante los polisacáridos de Ganoderma lucidum . Cell Physiol Biochem. 2014; 33 (2): 289-299.
[3] Chen HS, Tsai YF, Lin S, et al. Estudios sobre las actividades inmunomoduladoras y antitumorales de los polisacáridos de Ganoderma lucidum (Reishi) . Bioorg Med Chem . 1 de noviembre de 2004; 12 (21): 5595-5601.
[4] Gao Y, Zhou S, Wen J, et al. Mecanismo del efecto antiulcerogénico de los polisacáridos de Ganoderma lucidum en las lesiones inducidas por indometacina en ratas . Vida sci . 27 de diciembre de 2002; 72 (6): 731-745.
[5] Hsu MJ, Lee SS, Lin WW. El polisacárido purificado a partir de Ganoderma lucidum inhibe la apoptosis espontánea y mediada por Fas en los neutrófilos humanos mediante la activación de la vía de señalización de fosfatidilinositol 3 quinasa / Akt . J Leukoc Biol . Julio de 2002; 72 (1): 207-216.
[6] Wang SY, Hsu ML, Hsu HC, y col. El efecto anti-tumor de Ganoderma lucidum es mediada por citoquinas liberadas por los macrófagos activados y linfocitos T . Int J Cancer . 17 de marzo de 1997; 70 (6): 699-705.
[7] Tao J, Feng KY. Estudios experimentales y clínicos sobre el efecto inhibitorio de Ganoderma lucidumen la agregación plaquetaria . J Tongji Med Univ . 1990; 10 (4): 240-243.
[8] Memorial Solan Kettering Cancer Center (2018) Reishi Mushroom. Consulta el 3 de enero de 2019

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *