El 85% de los tampones contienen glifosato, un posible carcinógeno

tampones compresasAl menos un 85% de los productos de higiene de algodón (tampones, compresas, pañales) están contaminados con glifosato. Así lo afirma un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de la Plata, en Argentina.

El glifosato es un químico herbicida, comercializado por Monsanto, una multinacional estadounidense agroquímica y biotecnológica, bajo la marca RoundUp. Esta sustancia se utiliza en cultivos transgénicos y se rocía en los cultivos de algodón. Y lo peor, acaba llegando a nuestro hogar a través del agua, la alimentación y productos de higiene que utilizamos casi a diario. Lo contienen productos de marcas conocidas de higiene femenina, e incluso, lo podemos encontrar en pañales de bebé. Así lo ha comprobado un estudio del Instituto Nacional de Consumo de Francia, que encontró residuos de glifosato, dioxinas y otros compuestos derivados del petróleo en 12 marcas de pañales.

Estudio de la Universidad de la Plata

La investigación comprobó que el 85% de todas las muestras (productos de higiene) dieron positivo en glifosato y un 62% para AMPA (ácido aminometilfosfónico), que es un derivado del glifosato. En el caso de las gasas de algodón estéril, que usamos para curar heridas, la cifra que encontraron de esta sustancia fue del 100%.
Estos hallazgos se presentaron en el tercer Congreso Nacional de Médicos de Ciudades Fumigadas, en Buenos Aires.

Qué dicen las instituciones

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), órgano dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó al glifosato como una sustancia “probablemente carcinógena” para los humanos. Se encuentra en la misma lista de clasificación que la carne roja (2A). La Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de Estados Unidos, también lo declaró posible cancerígeno.
Sin embargo, en 2015, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) publicó un informe en el que afirmó que el glifosato es improbable que suponga un riesgo carcinógeno en humanos.
Ante esta contradicción, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) decidió analizar de forma sistemáticas alimentos en busca de residuos de glifosato.
A pesar de los estudios a favor y en contra del glifosato, la Unión Europea renovó en noviembre de 2017 la licencia a esta herbicida para poder ser utilizado hasta 2022 tras una intensa campaña y desacuerdo entre países. La diferencia, es que esta vez, solo se aprobó para uso profesional y se prohibió su uso en parques infantiles y en centros educativos.

En cuanto Monsanto, tras el informe de la OMS, la compañía mantuvo la seguridad de su producto, que cita a la Agencia de Protección Ambiental de EEUU, que clasificó el glifosato en categoría E, como “evidencia de no carcinogenicidad para los seres humanos”. Sin embargo, en 2018, la compañía acabó en los tribunales tras la denuncia de Dewayne Johnson, que aseguró que esta sustancia química fue la responsable de que desarrollarse un linfoma no Hodgkin incurable. Finalmente, el fallo fue a favor de Johnson y la compañía tuvo que pagar una multa de casi 290 millones de dólares por no advertir de que el herbicida podía ser cancerígeno.

Efectos del glifosato

Una mujer normal a lo largo de su vida usará más de 12.000 tampones o compresas. Estos productos estarán en contacto con las mucosas de sus zonas íntimas, que podrán absorber fácilmente estas sustancias químicas.
Un informe de Women’s Voices for Eath afirmó que la industria del cuidado femenino vende productos que contienen sustancias químicas no reguladas y que son potencialmente dañinas para la salud. Entre ellos, conservantes, pesticidas, fragancias, tintes, etc.
Según un informe científico publicado por GreenPeace, la exposición de seres humanos al glifosato se ha vinculado con efectos crónicos reproductivos, neurológicos, cáncer y efectos relacionados por su uso directo en agricultura.
No debemos olvidar que el glifosato es un disruptor endocrino. Esto quiere decir que podría alterar el sistema hormonal, como afirma un estudio de Gasnier.

Producción mundial de algodón

Bangladesh, Vietnam, China, Indonesia y Turquía son los mayores importadores del mundo de algodón. 1,54 millones de toneladas representan las importaciones de Bangladesh (19% de las importaciones mundiales), según la Revista de la Situación Mundial del Comité Consultivo Internacional del Algodón
El 71% de las importaciones de algodón que luego se utiliza para hacer productos de higiene proviene de países no europeos, del que no se tiene demasiada información sobre el nivel de exposición a este tipo de herbicidas químicos.

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *