Tengo cáncer y no puedo parar de comer

  • por

Recientemente me han contactado varias pacientes de cáncer diciéndome que tienen mucha ansiedad por la comida. No pueden parar de comer.

Comen y comen y nunca se sienten saciadas. Siempre les queda un huequecito por llenar.

No siempre les apetece el dulce, a veces también cosas saladas.

¿Te pasa a ti también? Esto es por que tienes carencias a nivel nutricional, es decir, que te faltan nutrientes.

 

Qué te pide tu cuerpo en realidad

Vaya por delante que, muchas veces, los antojos en realidad son por que nos falta hidratación.

Tenemos sed.

Prueba a beber un vaso de agua, espera unos minutos y mira como te sientes.

Otras veces, los antojos nos indican que nos faltan unos nutrientes concretos y el cuerpo nos los pide.

Cuando pasa esto, nos encontramos en la típica situación en la que tu cuerpo te pide ahora dulce ahora salado.

Esto pasa por qué no te estás alimentando de manera que le des a tu orgnaismo todos los nutrientes que necesitas.

Si tu cuerpo te pide azúcar, no le des gominolas, caramelos y azúcares simples. Dale azúcares más complejos como los que encontrarás en una manzana, una pera o un puñado de frambuesas.

Si tu cuerpo de pide sal, no le des patatas chips, ni nachos, ni embutido. Tu cuerpo te está avisando que le falta sodio. Prepárate una sopa de miso con copos de alga nori y verás como te calma el estómago.

Si tu cuerpo te pide queso es por qué te faltan ácidos grasos omega 3. Come frutos secos sin tostar y sin sal, semillas de chía o de lino molido o boquerones en vinagre.

Si tu cuerpo te pide comida basura en realidad te está pidiendo grasas. Come aguacate, frutos secos sin tostar y sin sal, semillas, aceite de coco o aceite de oliva virgen extra.

Si tu cuerpo te pide chocolate, oh… el chocolate… te está diciendo que le falta selenio. Toma semillas de calabaza o semillas de girasol. Si quieres tomar chocolate (a mi también me encanta) tómalo negro con más del 80% de cacao y sin azúcar.

Si tu cuerpo te pide carne roja te está indicando que te falta hierro. Come lentejas, sardinas, higos o ciruelas.

Prueba esto, debería serte más fácil parar de comer.

Si con esto no es suficiente, aquí van unos tips.

 

Cosas que puedes hacer para parar de comer

  1. Lávate los dientes justo después de comer –  Puede parecer una obviedad. Sin embargo tener la boca limpia ayudará a que se nos quiten las ganas de comer.
  2. Tómate una infusión – Utiliza una planta que sea dulce en si misma, como por ejemplo la manzanilla o el regaliz. Así no necesitarás ponerte azúcar, cosa que podría alimentar el antojo.Tómala a sorbos pequeños, disfrutándola.Cómo te decía al principio, a menudo los antojos se deben a falta de hidratación.
  3. Échate una siesta – Dormir nos calma la ansiedad. Seguro que te ha pasado alguna vez: te acuestas de mal humor y te levantas bien, ¿verdad? Con la ansiedad pasa algo parecido.
  4. Da un paseo – Si tienes tanta ansiedad que no puedes dormir, sal a dar un paseo. Hacer ejercicio te ayudará a calmar la ansiedad y, además, al estar lejos de la cocina, no podrás comer ni pensar en comer.
  5. Averigua a qué se debe tu ansiedad – El cáncer no es un proceso fácil. Para nada. El diagnóstico, los tratamientos, el desconcierto, las reacciones de nuestras personas queridas… todo esto puede generar ansiedad. Esta ansiedad emocional se convierte en ansiedad por la comida. Pero por más que comamos sigue allí. Averigua a qué se debe tu ansiedad. ¿Qué falta en tu vida? ¿Pasas mucho tiempo en soledad? ¿No tienes quien te escuche? ¿No tienes una ilusión? Si quieres que te ayude a averiguar a qué se debe tu ansiedad, mándame un mensaje y te cuento como puedo ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *